Factores comunes que pueden alterar el sabor de un vino
abril 18, 2016
La influencia del roble en la crianza de un vino de calidad
mayo 2, 2016

Gran parte de la riqueza natural que actualmente existe en el estado de Guanajuato se debe a la actividad volcánica ocurrida hace miles de años en la zona hoy conocida como Bajío.

Tan sólo entre Michoacán y Guanajuato existen mil 200 volcanes aproximadamente, aunque algunos ya están extintos, es posible admirar o experimentar los resultados de dicha actividad, por ejemplo, en las aguas termales de San Miguel de Allende.

No es casualidad que el Bajío haya sido elegido para la producción vinícola. Gracias a la pasada e intensa actividad volcánica, sólo en Guanajuato algunas zonas alcanzan una altura de 2,000 metros sobre el nivel del mar lo que hace que el clima sea comparable al del Mediterráneo y la consecuente riqueza mineral de los suelos resultó perfecta para lograr vinos con mucho cuerpo y aromas minerales.

http-::turespacio.com:wp-content:uploads:2012:05:Volcanes-Guanajuato

Con atractivos cráteres inactivos y muy cerca de San Miguel de Allende, Valle de Santiago ofrece una peculiar postal del paisaje volcánico del país.

http-::www.discossolares.com.ar:sieteluminarias:imagen:volcan_irazu.jpg

El municipio es conocido popularmente como el País de las Siete Luminarias debido a un conjunto de cráteres volcánicos inactivos: Santa Rosa de Parangueo, San Nicolás, La Alberca, Cíntora, Estrada, Blanca, Álvarez y Solís; y desde 1997 esta región pertenece al programa de Áreas Naturales Protegidas del estado.

http-::www.unionguanajuato.mx:sites:default:files:imagecache:v2_660x370:valle-santiago-660

https-::c1.staticflickr.com:7:6004:5954096466_d455506eef_b

Décadas atrás estos cráteres, también conocidos como hoyas, albergaron imponentes lagunas en su interior y hoy no queda más que el recuerdo pues ahora son pequeños lagos o bien, éstos se han secado por completo. Pese a ello, cada hoya conserva vestigios históricos y naturales que merecen ser visitados, al menos una vez en la vida.

 

Rincón de Parangueo

 

Para acceder a la hoya Rincón de Parangueo se debe atravesar un túnel de 500 metros de longitud. En el interior de esta hoya el suelo es de color blanco, posee un tranquilo lago de azufre y a su alrededor existen múltiples cavernas con símbolos prehistóricos.

La Alberca

 

La Alberca es la hoya más famosa de las Luminarias. Hace más de 40 años recibió a decenas de visitantes que acudían a bañarse en sus aguas, de ahí su nombre. Hoy sólo queda el recuerdo y lodo.

Cíntora

 

En el interior de la hoya Cíntora vive una comunidad otomí de agricultores. El sitio es ideal para refrescarse en unas pozas construidas años atrás por los habitantes para asegurar el suministro de agua, misma que proviene de tres manantiales.

Álvarez o Flores

La hoya de Álvarez o Flores cuenta con numerosos atractivos para los visitantes: restos de un centro ceremonial prehispánico, cavernas con pinturas rupestres y un balneario alimentado por las aguas de seis manantiales que brotan de las rocas.

San Nicolás

La hoya San Nicolás, localizada a poco más de 4 kilómetros de Valle de Santiago, posee una laguna cuyas aguas cambian de color con el cambio estacional.

Blanca o de Piedra

La hoya Blanca, u hoya de Piedra, carente de laguna en su interior, proveyó la materia prima en la construcción del jardín principal de Valle de Santiago.

Solís

Y finalmente, la hoya Solís que ante la ausencia de agua resultó atractiva para realizar actividades de agricultura.

 

En Viñedo San Miguel te invitamos a disfrutar las maravillas naturales creadas por el pasado volcánico de Valle de Santiago, ya sea recorriendo los cráteres, sumergiéndose en las pozas o practicando actividades como senderismo o rappel.