Agenda octubre 2016
octubre 5, 2016
Explora la Ruta Capillas de Indios
octubre 18, 2016

Chardonnay, elegancia y versatilidad en una copa

Entre las variedades blancas de uva más cultivadas en el mundo se encuentra la chardonnay, cepa que cautiva a los enófilos amantes del vino blanco y del champán, por producir elixires delicados de sabores equilibrados, notables persistencias, espumosos y elegantes.

Aunque esta variedad es originaria de Borgoña, Francia, se ha adaptado excelentemente a tierras de diferentes lugares, como las de Viñedo San Miguel. Incluso, se cree que la chardonnay en realidad procede de Medio Oriente (Palestina, Líbano o Jerusalén), y que pudo haber sido llevada a Francia durante las Cruzadas. No es coincidencia que el nombre original en francés de esta variedad sea “Porte de Dieu” (Puerta de Dios), cuya traducción al hebreo es “Shaar-adonay”.

La chardonnay se caracteriza por sus frutos redondos, pequeños, de tonos verde-amarillos y piel fina, sus racimos compactos y su corto período de maduración. Gracias a la versatilidad en su manejo, la chardonnay asimila rápidamente las características del suelo donde se cultiva por lo que, pese a ser la misma variedad, los vinos que se producen en cada región son totalmente diferentes.

chardonnay-slgckgc

Según el clima en el que creció y el nivel de madurez que alcanzó, el vino chardonnay posee aromas característicos, por ejemplo, las vides ligeramente maduras y de clima frío transmiten notas aromáticas a limón, toronja, manzana verde, pera, pomelo y acacia; mientras que las cepas maduras y que crecieron en clima cálido emanan notas a mango, melón, piña y plátano.

Además, el paso por barricas de roble también influye en el sabor, por lo que un chardonnay criado en roble emitirá aromas dulces como vainilla, miel o mantequilla. Mientras que los vinos que no han sido influenciados por el roble serán más secos y frescos.

chardonnay-alexbrn

Los vinos chardonnay pueden resultar de dos tipos: gruesos y espesos, cuyo envejecimiento ocurrirá en la botella; y ligeros y frescos para ser consumidos en una etapa temprana. Debido a esta complejidad en aromas y notas, se requiere una participación comprometida durante su producción por lo que el chardonnay es conocido también como el “vino del enólogo”.

chardonnay-jenny-downing

Para degustar un vino chardonnay se recomienda acompañarlo con pescados blancos, grillados o ahumados, como el salmón o el mero; mariscos como ostras, langostas o calamares; carnes blancas y de aves como pollo asado, pato, pavo, faisán o codorniz; pastas con salsas ligeras, platillos picantes y quesos como Gruyere, Cheddar suave, Parmesano y Provolone.

En Viñedo San Miguel te invitamos a saborear las doradas y elegantes notas de una copa de vino chardonnay en la comodidad de tu residencia.