¿Cómo empezó todo?

Villa Petriolo, una de las casas vitivinícolas más antiguas de Europa, en su aventura de expansión se propuso encontrar en el Nuevo Mundo las mejores tierras en donde fincar su base y cultivar un fruto que le permitiera continuar con su leyenda.

Con el objetivo de perpetuar su calidad y características de excelencia más allá de sus fronteras geográficas, encuentran en la cordillera del Bajío la altitud, el clima y la calidad de tierra propicia para continuar con su legado.

Es entonces cuando dan inicio a la construcción de Viñedo San Miguel heredándole sus virtudes y valores, logrando así que el proceso y el resultado sean congruentes con su tradición de más de 400 años.

Dedicados a conservar el conocimiento y enfocados en mejorar la experiencia para honrar el legado, Viñedo San Miguel enaltece el proceso artesanal y los detalles desde el cultivo hasta sus procesos de guarda y almacenamiento, para que desde su concepción hasta su maduración lleve el sello y los valores de la FAMILIA CUADRA.

La experiencia y la calidad del producto de nuestra tierra han dado como resultado una familia de vinos que ha sido toda una revelación. Gracias al alto profesionalismo en sus técnicas y los rigurosos valores de la casa, han sido premiados y galardonados por su excelencia en los más prestigiosos concursos mundiales.

Brindar con un vino de Viñedos San Miguel es beber el elixir del corazón de México.

Messenger

Debes ser mayor de 18 años para visitar este sitio.

Por favor verifica tu edad

- -